La frase “Cuatro, maraca y buche” está inspirada en la expresión popular “arpa, maraca y buche” que se utiliza para denominar los instrumentos y la voz (buche) tradicionales del joropo tuyero. En este caso el cuatro con cuerdas de metal remplaza al arpa tuyera, dándole al intérprete caraqueño la libertad de crear un espectáculo sonoro cuyo origen se remonta al año 2012, cuando  presentó este repertorio en uno de los primeros conciertos del ciclo “Noches de Guataca”, el cual grabó en vivo.
Luego de recorrer un largo camino musical, Edward decidió dar vida a la que viene a ser una de las propuestas musicales más novedosas de los últimos años. Esta producción consta de 11 temas que cobran vida en las notas de un cuatro con cuerdas metálicas, que ha sido especialmente diseñado para interpretar este repertorio en el que, ancestralmente, la protagonista ha sido el arpa tuyera.

Para la producción de este material, el cuatrista del reconocido grupo venezolano C4 Trío y la MAU, contó con el apoyo de varias personalidades de la música tradicional, como es el caso de Mario Díaz, quien es Cultor del Joropo Tuyero de larga data. Además, Pablo Estacio, del grupo Bacalao Men, colaboró con un tema de su propia autoría, conocido como El Comegente, demostrando que nuestras raíces pueden mantenerse, más allá de la brecha generacional que tiende a desarrollarse, cuando de tradiciones se trata.

Innovación musical

En el año 2009, Edward Ramírez se acercó al Luthier Rafael González, presentándole la idea de crear un cuatro con cuerdas metálicas para generar la sonoridad del arpa tuyera en un instrumento con un número de cuerdas bastante reducido, pero que sería ejecutado de manera excepcional. En 2010 se hace realidad este sueño y comienza un nuevo camino, que se titularía “Cuatro, maraca y buche”